El gobernador supervisó las tareas que se realizan y pidió generar conciencia en la población para el uso racional del agua. La emergencia rige hasta el 1 de marzo.

 

 

 

 

El gobernador Domingo Peppo y el vicegobernador Daniel Capitanich se reunieron con el presidente de la Administración Provincial del Agua (APA) Francisco Zisuela para analizar las acciones que se realizan ante la emergencia hídrica declarada por la escasez de lluvia en el interior provincial. Ante un pronóstico poco alentador para los próximos meses, se solicita el uso racional del agua potable, priorizando siempre el consumo humano.

 

A través de la emergencia APA y Sameep trabajan en la asistencia a las poblaciones afectadas para satisfacer las necesidades básicas de sus habitantes. Actualmente se asisten con camiones de agua potable a Machagai, Quitilipi, Charata, Pampa del Infierno, San Bernardo, Hermoso Campo, General San Martín, Villa Berthet, El Espinillo, Makallé y Misión Nueva Pompeya, entre otras localidades.

 

“La asistencia llega a las localidades donde hay acueducto ya que en los barrios alejados no hay presión suficiente”, recordó Zisuela tras la reunión con el mandatario provincial de la que participó también el subsecretario de Prensa Aldo Almirón.

 

Además, señaló que ante la grave situación que se vive se suspendió la venta de agua para el llenado de piletas, ya que sólo se utiliza el agua para consumo humano. “Los reservorios están vacíos, los canales están totalmente limpios esperado ser llenados, pero necesitamos al menos dos lluvias de más de 100 milímetros para que se llenen y el pronóstico no prevé precipitaciones importantes”, advirtió.

 

 

follow link La emergencia, por decreto

 

La emergencia fue declarada por decreto N° 2807 el 19 de diciembre pasado luego que la Dirección de Estudios Básicos de la APA presentó al Ejecutivo un informe con el panorama de las precipitaciones. Dicho informe consta que la provincia tiene un 95 % del territorio cubierto con valores de déficit de agua producto de las pocas precipitaciones del período septiembre – diciembre de 2017.

 

Según el informe en el plano de anomalías, la provincia aparece con déficits más marcados: superior al 50% de anomalía negativa en la zona central y este del territorio siguiendo la traza de la ruta Nacional 16, el sector sudoeste y las zonas de influencia de Taco Pozo y El Sauzalito; y llegando al 70% de déficit en la zona de influencia de Presidencia Roque Sáenz Peña.

 

La emergencia declarada regirá, según el decreto, hasta el 1 de marzo y habilita un Fondo Especial de 15 millones de pesos para que la APA pueda solventar los gastos que demanden las acciones.

0
0
0
s2sdefault