A sus 85 años, Juan Pablo Almirón anda en colectivo y maneja su propio negocio. Tiene cuatro hijos y varios nietos. Pero lo llamativo de Juan es que lleva muchos años de su vida cerca del peronismo y, tuvo una especial cercanía a Eva Duarte y Juan Domingo Perón.

Nacido el 6 de febrero de 1931 en la localidad de Sáenz Peña, hijo de empleado ferroviario. Por cuestiones de la vida terminó trabajando y viviendo en Buenos Aires durante la primera presidencia de Perón entre 1946 y 1950. 

Cerca de la Plaza de Mayo en Capital Federal, había un restaurante en el que Juan Pablo trabajaba. "Evita iba a comer los canelones que yo cocinaba y ahí la conocí a ella. Era linda, una hermosa persona. La adoraban porque era muy buenita, y ayudaba mucho a la gente", contó.

"Yo tenía 25 años, cuando la vi a Eva por primera vez, era una dulzura, hermosa, linda y amable, los dos tanto ella como Perón eran así. Perón venía a la plaza de Mayo y al restaurante donde yo trabajaba. Yo me iba a verlo porque él me llamaba, hablábamos de todo yo lo adoraba con toda mi alma", agregó. 

También relató la tristeza del momento en que Eva falleció, el 26 de julio de 1952, "yo estuve en el velatorio, la velaron en Diagonal Norte, luego la arrastramos hasta el Congreso y después a la CGT donde quedó".

 

0
0
0
s2sdefault