El 30 de octubre de 1983 se realizan los comicios generales luego de siete años de dictadura militar. La fórmula Florencio Tenev (gobernador) – Alberto Silvestre Torresagasti (vicegobernador) se impone en las elecciones por una diferencia de 3.902 votos y una igualdad en el número de diputados provinciales.

 

El peronismo fue el partido dominante y su opositora la UCR, a tal punto que en 1951 la Convención Constituyente, absolutamente dominada por la fuerza que ejercía el gobierno nacional, vaciló poco en denominar “Presidente Perón” a la flamante provincia creada en 1951 y que tuvo a su primer gobernador en funciones (Felipe Gallardo) el 4 de junio de 1953.

 

Treinta años más tarde, el compañero de fórmula del que fuera canillita en El Zapallar lograba un reconocimiento a su conducción del Consejo Nacional partidario en los años de plomo. Deolindo F. Bittel como candidato a la vicepresidencia, acompañando a Italo Luder, fue la carta chaqueña de lograr un ariete en Buenos Aires como hoy se confía que lo sea el licenciado gobernador Capitanich.

 

En las elecciones del 30 de octubre, la fórmula Florencio Tenev (que había sido ministro de Gobierno hasta el 24 de marzo del ’76) y el caudillo Alberto “Toto” Torresagasti constituye una combinación de poder que se derrumbó ante la fórmula radical Raúl Alfonsín - Víctor Martínez y, además, el triunfo justicialista en el Chaco fue muy ajustado, apenas por una diferencia de 3.723 votos sobre la dupla Luis León - Héctor Salom de la UCR y un escrutinio con llamativo suspenso.

 

Surgió de inmediato la negociación que instalaría a los líderes León y Bittel en el Senado Nacional, en tanto Tenev daría cabida a representantes de la UCR: así llegó María L. Lucas al Superior Tribunal de Justicia (también cumple 30 años en ese cargo); Jorge Yunes en el Banco del Chaco; Alberto Zaragoza en Lotería Chaqueña y otros en Colonización, Tribunal de Cuentas, Vivienda, Vialidad, Secheep y el entonces Consejo de Educación.

 

Una biografía reciente de Luis León dice que aquel resultado fue un empate: no extrañó que los dos chaqueños se abrazaran al asumir en el nuevo Senado. Otra figura parlamentaria fue el diputado nacional Adam Pedrini, que obtuvo la vicepresidencia segunda de la Cámara Baja.

0
0
0
s2sdefault