La muerte de Duhalde conmocionó a la dirigencia política nacional y a las agrupaciones de derechos humanos como Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, que mantuvieron una relación cercana con el funcionario.

 

Eduardo Luis Duhalde había sido designado por el expresidente Néstor Kirchner en 2003, y luego ratificado dos veces por la Presidenta en 2007 y en su segundo mandato, a fines de 2011.

 

Fue abogado, historiador, periodista y se desempeñó como juez de Cámara de los Tribunales Orales en lo Criminal de la Capital Federal, cargo que dejó para responder al llamado de Kirchner en 2003.

 

Además, fue consultor de Derechos Humanos de las Naciones Unidas y profesor Consulto de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

 

El fallecido funcionario tuvo una larga trayectoria como defensor de presos políticos y permaneció vinculado desde hace varias décadas al movimiento de derechos humanos, según se señaló a través de la página oficial de la Presidencia de la Nación.

 

Se destacó como defensor de los presos políticos que fueron fusilados en la Masacre de Trelew en 1972 y fue socio del ex diputado Rodolfo Ortega Peña, asesinado por la Triple A en 1974.

 

En 1976, al comienzo de la dictadura militar, por un acta institucional la Junta lo privó de sus derechos civiles y políticos, además de disponer la "incautación de sus bienes y su captura".

 

Ese mismo año debió exiliarse en España, desde donde fue uno de los organizadores de la denuncia internacional contra el terrorismo de Estado en la Argentina.

 

Según su currículum oficial, también "ha sido profesor titular de materias de Derecho, historia y política en diversas universidades argentinas y extranjeras", y se desempeñó como miembro de "instituciones académicas argentinas y de América Latina y Europa".

 

Escribió 24 libros y más de 200 trabajos y comunicaciones, siendo la más notoria de sus obras "El Estado terrorista argentino".

 

En el plano internacional, integró diversas misiones de paz al África y en América Latina en El Salvador, Chiapas (México), Nicaragua, Perú y Colombia.

 

Duhalde sumó también diversas distinciones, entre ellas el Premio Internacional al Periodismo otorgado por la Asociación Pro-Derechos Humanos de España en 1990, por su lucha en defensa de los derechos fundamentales del ser humano.

0
0
0
s2sdefault