El 23 de agosto de 1947 Evita regresa de su viaje triunfal por España, Italia, Francia, Mónaco, Suiza, Brasil y Uruguay. En Buenos Aires la esperaba Perón al frente de una multitud que la había extrañado durante los casi 80 días que había durado la gira europea.


Ya no era la inexperta mujer de 28 años que había emprendido el viaje, y en los cinco años que le quedaban de vida revolucionaría la política argentina y sentaría las bases de su propia leyenda.

0
0
0
s2sdefault