El 29 de agosto de 1950 Evita se reúne con la rama femenina del Partido Peronista en el local de la CGT y brinda un discurso lleno de fervor y entusiasmo acerca de la lealtad de la militancia femenina y el acompañamiento al general Perón. También les pide que el apoyo se dé con más contundencia en las próximas elecciones que se avecinan para poder lograr un amplio triunfo y continuar con las políticas sociales.

 

0
0
0
s2sdefault