Este día se celebra en conmemoración a la fecha de Santa Bárbara, patrona de los mineros, astilleros, canteros, bomberos, arquitectos, fabricantes de pólvoras y armas de explosión, por la relación que guardan estas actividades con el fuego.

 

 

Tal culto, se arraiga según la tradición que se conserva desde 1448, por un hecho producido en Gorka, ciudad de Holanda. Se cuenta que, en esa época, Enrique Stock, sufrió un accidente en el que quedó preso de las llamas, en ese trance invocó la protección de Santa Bárbara y contra toda lógica logró sobrevivir. Y así, hombres y mujeres continúan hoy, en diversas partes del mundo, confiando en su protección

0
0
0
s2sdefault