La Leonesa nació hacia fines del siglo XIX, muy cerca de lo que fue el Ingenio Azucarero de Las Palmas, primera industria establecida en el Territorio Nacional del Chaco, en las tierras adyacentes al campamento del Escuadrón 14 de Gendarmería Nacional, con la radicación de un grupo de inmigrantes provenientes de la provincia de León, España, que se dedicaron a la agricultura y el comercio.


El ingenio para poder colonizar realizó loteos rurales que ofreció a los recién llegados en propiedad. Todo lo contrario sucedía con los terrenos del ejido del Ingenio, donde sus empleados no podían adquirir el título de propiedad.


El matrimonio conformado por don Esteban Gutiérrez y Ángela Fernández, descendientes de los primeros pobladores, en la década de 1940, instaló un gran almacén con una especie de bar comedor. Era habitual escuchar decir a los que por el lugar pasaban: “vamos a lo de La Leonesa”, en alusión al lugar de procedencia de doña Ángela Gutiérrez y de allí su nombre. El 4 de julio de 1944 durante la Presidencia del general Edelmiro J. Farrel, fue declarada ciudad.


“En 1888, el puñadito de hombres que componía La Leonesa, fue caminando hasta el pequeño puerto de Las Palmas, para rendir homenaje al ilustre maestro Domingo Faustino Sarmiento, cuyos restos venían desde Asunción, Paraguay... y así con estos apuntes extraídos de mi memoria contribuyo a brindar datos que alguna vez quizá lleguen a escribirse en libros...”, escribió Teresa Cussich viuda de Fernández, antigua pobladora de La Leonesa, en apuntes de memorias, en junio de 1963.

0
0
0
s2sdefault