Con 33 votos a favor, 27 en contra y 3 abstenciones, el 15 de julio de 2010 el Senado de la Nación sancionó la Ley de Matrimonio Igualitario, convirtiendo a nuestro país en el primero en América Latina en legalizar la unión civil entre personas del mismo sexo.


La aprobación contó con el respaldo de diferentes senadores de los bloques del Frente para la Victoria, la Unión Cívica Radical, el socialismo y la Coalición Cívica. En cambio, en contra lo hicieron la mayoría de los senadores pertenecientes al peronismo disidente, así como la gran mayoría del bloque radical.

0
0
0
s2sdefault