Continuando con su gira por diversos países de Europa, Evita es recibida en París por el canciller de Francia George Bidault, quien le impone la condecoración de la “Legión de Honor”.

 

0
0
0
s2sdefault