El 27 de julio de 1944 se realiza una inmensa manifestación popular en apoyo a la digna política internacional del país. El mundo estaba en guerra y el Coronel Perón a cargo del Ministerio de Guerra decía al pueblo semanas antes: “No importa a la Argentina si los aliados o el eje ganan, pues los poderes interesados gritarán en la mesa de la paz, para mantener alejadas a las naciones que no hayan participado en la guerra. La Argentina es una nación satisfecha, y solo aspiramos a nuestra expansión nacional mediante el desarrollo de nuestros recursos y la colocación de nuestros excedentes en diversos mercados mundiales”.

 

0
0
0
s2sdefault