El 30 de julio de 1949 y durante su visita a la provincia de Córdoba, Juan Domingo Perón realiza un discurso en el cual rescata los beneficios que contiene la nueva Constitución para el trabajador, y define que en la misma se incorporarían a la parte dogmática los derechos del trabajador, de la familia, de la ancianidad y de la Educación y la Cultura.

 

0
0
0
s2sdefault