El 21 de marzo de 2012 se transforma en ley la reforma de la carta orgánica del Banco Central de la República Argentina.

 

 

Con 42 votos a favor, 19 en contra y 2 abstenciones, el Senado transformó en ley el nuevo marco de acción para el Banco Central, cerrando una etapa en la que el país mantuvo clausurado el ejercicio de su soberanía monetaria y cambiaria. La nueva carta orgánica puso fin a la norma que regulaba a la entidad monetaria desde 1992 y que fue una de las bases del neoliberalismo en la Argentina.

0
0
0
s2sdefault