El 31 de marzo de 1955 en el cierre del Congreso Nacional de Productividad y Bienestar Social, Perón manifiesta: “Comienza una nueva era de las relaciones entre las empresas y sus trabajadores, en el mundo entero. Quiera Dios que ilumine a los argentinos la idea permanente de que las grandes construcciones han de hacerse en conjunto entre los trabajadores y los empresarios”.

 

 

0
0
0
s2sdefault