Мценск купить закладку мефедрон, кокаин, героин, скорость меф ск, мдма, амфетамин, гашиш, экстази, шишки, бошки, шишки. El 28 de noviembre de 1951, Eva Perón y el Príncipe Bernardo de Holanda visitan la Escuela de Enfermeras de la Fundación Eva Perón.

go here

 

En el recién inaugurado Aeropuerto Internacional de Ezeiza, las autoridades locales recibieron al popular príncipe, muy aficionado a los negocios y amigos.

 

Muy agasajado por la pareja presidencial, el príncipe visitó la fundación Eva Perón en compañía de la propia primera dama, y llevó su amabilidad hasta asistir a la primera lectura del libro “La razón de mi vida”. Bernardo la condecoró con la Gran Cruz de la Casa de Orange y le obsequió valiosas joyas; Perón recibió como regalo holandés un tren bautizado “El Líder”.

 

El historiador Félix Luna recuerda que el príncipe quedó “maravillado por la belleza de Eva Perón y le hizo varios regalos”, entre ellos la Gran Cruz de Orange, una importantísima orden holandesa, en un acto en la Casa Rosada. Ante la audiencia, el príncipe anunció: “Es para mí un gran y verdadero privilegio poder hacer entrega a Vuestra Excelencia de la Gran Cruz que Su Majestad, la Reina Juliana, le concede como prueba no solamente de la amistad que desde hace años existe entre el pueblo argentino y el de los Países Bajos, sino también como testimonio de aprecio a la gran obra que Vuestra Excelencia ha llevado a efecto para elevar el bienestar del pueblo argentino, obra que en tantas partes ha hecho sentir su benéfica influencia".

0
0
0
s2sdefault