El 3 de octubre de 1952 Juan Domingo Perón brinda un discurso frente a delegados en Conferencia de Telecomunicaciones en el que afirma: “La doctrina nuestra que llamamos justicialismo, es porque auspicia la creación de un orden justo entre los hombres y la sociedad, entre lo material y lo espiritual, es profundamente cristiana. Por eso no somos individualistas ni somos colectivistas y aspiramos al equilibrio entre los derechos del individuo y los de la sociedad”.

 

0
0
0
s2sdefault