El 3 de septiembre de 1946 se logra uno de los objetivos del proyecto nacional y popular, la nacionalización de la Unión Telefónica que antes perteneciera a la ITT (International Telephone and Telegraph). Esta adquisición del Estado, incluyendo el rescate de sus debentures, costó ciento diez millones de dólares. Los teléfonos estatales verificaron un desarrollo notable, y se multiplicaron los servicios telefónicos, poniéndolos al alcance de cualquier ciudadano.

 

0
0
0
s2sdefault