En septiembre de 1979 se comienzan a verificar todas las denuncias sobre violaciones a los derechos humanos cometidas por el Gobierno de Facto.


Deolindo Felipe Bittel, vicepresidente primero del Partido Justicialista a cargo de la presidencia, junto a Herminio Iglesias, firmó y entregó un documento a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en su primera visita al país denunciando la muerte y/o desaparición de miles de ciudadanos argentinos.

0
0
0
s2sdefault