El 14 de septiembre de 1950 Eva pronuncia un discurso de agradecimiento a empleados de sanatorios y hospitales particulares por la donación de un cheque para la Fundación Eva Perón en su despacho de la Secretaría de Trabajo y Previsión.

 

0
0
0
s2sdefault